Os presentamos el Audi R8 Spyder con capota de lona

El Audi es un deportivo con todas las de la ley. Es un coche pensado y fabricado para los amantes de la conducción y como ha demostrado a lo largo de los años se trata de uno de los modelos más efectivos en cualquier tipo de terreno, ya sea en vías rápidas, en carreteras de montaña o bien en circuito.

El Audi R8 Spyder monta un motor V10 de 5,2 litros, atmosférico, es decir, sin sobrealimentación, que entrega un total de 540 CV a 7.800 rpm y 540 Nm de par máximo cuando alcanza las 6.500 vueltas.

El Audi puede presumir de ofrecer una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y una velocidad máxima que sobrepasa los 300, en concreto puede llegar hasta los 318 km/h de punta.

El Audi apuesta por un cambio automático de doble embrague y siete relaciones acoplado sistema de tracción total quattro.

 El peso del Audi R8 Spyder certifica 1.800 kg sobre la báscula.

Con el Audi Drive Select podremos cambiar el temperamento del coche y adecuar la respuesta del motor, la dureza de las suspensiones o la dirección al tipo de conducción que vayamos a realizar. En el Audi, podremos desconectar por completo los sistemas de ayuda a la conducción, pero habrá que ir con mucho más cuidado.

El modelo de los cuatro aros saca a relucir todo su potencial en carreteras muy reviradas, gracias a una puesta a punto del chasis mucho más deportivo. Las suspensiones son más rígidas, la carrocería apenas balancea, los frenos cerámicos (opcionales) son tremendos y la dirección rápida y precisa hacen del R8 Spyder un campeón.

En vías rápidas El Audi R8 Spyder también se desenvuelve bien en este tipo de vías, faltaría más, pero es claramente “incómodo”. Aún con el modo Confort activado las suspensiones mantienen una puesta a punto bastante deportiva y no llegan a filtrar tan bien las irregularidades que nos encontremos en la calzada.

La firma de Ingolstadt ofrece materiales de primera, con una goma que ofrece un ligero mullido al tacto, asientos de cuero deportivos con regulación de las aletas laterales, mandos de aluminio y la supresión del sistema de infoentretenimiento como elemento central del salpicadero. El Audi apuesta por confiar todo el sistema multimedia y de navegación a la pantalla digital de 12,3 pulgadas situada en el cuadro de instrumentos llamada Virtual Cockpit.

Si configuramos los asientos en la posición más baja, en el R8 Spyder podemos comprobar cómo vamos sentados prácticamente en el suelo. La postura de conducción es rácing, es decir, iremos un poco tumbados y bajos,

En cuanto a la capacidad de carga El Audi tiene el motor situado en una posición central-trasera, por lo que el maletero está situado bajo el capó delantero. La capacidad total de este hueco es de apenas 112 litros, lo que nos permite cargar una bolsa de deporte y poco más.

El Audi R8 Spyder cuesta 209.000 euros de entrada

El Audi R8 Spyder que podéis ver en las fotografías que adjuntamos estaba acabado con la pintura Gris Daytona para la carrocería que, curiosamente, no tiene ningún tipo de coste. Como elementos opcionales debemos añadirle las llantas de 20” en color negro (3.295 €), los magníficos faros láser (4.455 €), el paquete interior en carbono brillante (7.780 €), el volante performance plus con 4 pulsadores satélites (2.240 €), el asistente de aparcamiento plus con cámara de visión trasera (815 €), los escapes deportivos (2.505 €) y los frenos cerámicos (11.735 €) tan útiles si vamos a realizar tandas en circuito de vez en cuando.

El Audi R8 Spyder se trata de un modelo totalmente pasional.

Texto resumen de un artículo de Coches.net

Si necesitas la Capota de este o cualquier otro cabrio, en Amatucabrio te la podemos suministrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *