El Golf Cabrio mide 4,25 metro de longitud así que se queda bastante por debajo de los que son sus rivales naturales en las demás variantes de carrocería, nos referimos a modelos como el Peugeot 308 CC, Renault Megane Coupé Cabrio y Opel Astra Coupé Cabrio, entre otros. Aunque claro, para competir con ellos ya está el Volkswagen Eos porque el Golf Cabrio conserva el más puro estilo descapotable, de ahí que mantenga la capota de lona en lugar de sustituirla por un techo duro retráctil.

Pero eso no quita para que se pueda disfrutar del Golf Cabrio en las cuatro estaciones. Además, en la marca presumen de que con el techo cerrado es uno de los descapotables más silenciosos de cuantos se comercializan.

De las dos variantes del bloque 1.4 TSI hemos probado la más potente, es decir, la de 160 CV y ¿el resultado?: convincente.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *